Secciones

La división de los contenidos de la Revista en secciones intenta poner en manifiesto nuestra misión: Acompañar al médico desde su Educación inicial, pasando por la formación continua y la adquisición de nuevos conocimientos mostrándole el futuro de una manera crítica.

Investigación en Educación Médica
Se dice que para ser buen médico hay que estudiar toda la vida. Y es cierto que la formación médica no se detiene nunca. Desde los preparados de anatomía, pasando por las clases magistrales del ciclo biomédico, luego las practicas hospitalarias y la revista de sala; todo es aprendizaje.
Son variadas las estrategias de educación y con el uso de nuevas tecnologías serán aún más. Pero, ¿cuál es la más efectiva? ¿Se aprende mejor en clases magistrales o al lado de la cama del paciente? ¿La teleeducación viene a cambiar el paradigma de educación?
En este espacio invitamos a publicar acerca del arte de enseñar medicina y reflexionar acerca de sus modalidades.

Investigación Médica
La investigación médica es un área fundamental para el desarrollo de la Medicina e implica un modo de pensar ineludiblemente ligado a la práctica cotidiana. A su vez, la Medicina, tal como se la practica hoy en día, es una disciplina ligada a amplias áreas de incertidumbre, y a pocas certezas.
La investigación es la actividad en la cual se adquieren los avances de la Medicina y donde el médico pone a prueba sus dudas y conocimientos. Así también, es una herramienta fundamental que permite descartar falsas creencias, de las que lamentablemente no está exenta la práctica médica.
El comité editorial promueve la presentación de investigaciones realizadas desde una base crítica, en la que se busca ante todo la busca de la verdad científica, independientemente de los resultados obtenidos.
Esta sección dará particular importancia al pensamiento racionalista médico, evitando de esta forma la amenaza permanente de las prácticas empíricas sin validación científica.
Creemos primordial validar o descartar nuestras ideas a partir del método científico, con la creencia de que este tipo de práctica médica otorga un beneficio directo a nuestros pacientes.

Innovación en Salud
La innovación en salud no es algo nuevo. Ha sido una de las condiciones que permitió el avance de la medicina a lo largo de su historia.
En los últimos dos siglos se han producido cambios en el campo del conocimiento científico y en la tecnología que impulsaron verdaderas revoluciones en nuestra profesión. El surgimiento de los antibióticos, las vacunas, nuevas técnicas quirúrgicas y el descubrimiento del ADN con sus aplicaciones, son sólo algunos hitos notables.
Más recientemente, el desarrollo y la expansión del uso de las tecnologías de la información comienzan a producir una verdadera revolución en nuestra práctica y en la investigación en medicina. Por un lado, las personas toman conciencia del valor de su información y se empoderan de su información médica, reclamando mayor participación en las decisiones sobre el cuidado de su salud. Por otro, la enorme cantidad de información generada y la disponibilidad de información de diversos orígenes (desde la información de las redes sociales hasta la información más estructurada de los bancos genéticos), junto con las nuevas técnicas de minería de datos y aprendizaje asistido por computadoras está cambiando la forma en que se investiga y promete, en un futuro no muy lejano, modificar la forma en la que los profesionales de la salud tomaremos las decisiones médicas. Genómica, proteómica, medicina de precisión, edición génica, radiómica son términos de creación relativamente reciente, que probablemente se vuelvan moneda corriente en poco tiempo.
Esta sección abre un espacio para la difusión de aquellos avances de las tecnologías que influyen en la práctica e investigación médica. A la vez, abre un espacio de reflexión y debate sobre la implicancias que estos avances traen a nuestro quehacer.